Turismo colaborativo: 3 plataformas imprescindibles

Turismo colaborativo, principales plataformas

Esto ya no hay quien lo pare. El turismo colaborativo no es el reducto de unos pocos iluminados y/o adelantados a su tiempo que deseen romper con los estándares viajeros; está representado por cada vez más plataformas surgidas tras el éxito de Blablacar, Airbnb o Eatwith. Nada parece tener sentido sin compartirlo con los demás, sin disfrutarlo, sin saborearlo. El objetivo es aprender, involucrarse en el día a día del lugar que se visita y hacer cosas diferentes a las habituales, sintiéndose como uno más, y no como un turista.

Éste comportamiento está estrechamente ligado con la autorrealización, y con el sentirse valorado por los demás. El postviaje no puede entenderse sin subir a todas nuestras redes sociales las múltiples fotografías que nos hemos hecho, y mostrar a todos nuestros amigos que no solamente hemos visitado París, sino que comimos en casa de unos artistas parisinos en Montmartre, visitamos la zona privada del Louvre de la mano de un experto en arte o dormimos en un apartamento con vistas a la torre Eiffel, por ejemplo.

No son pocas las plataformas que están surgiendo en esta línea, lo cual no hace más que reafirmar la tendencia actual hacia este mercado. No están exentas de controversias y algunos problemas legales, pero se antoja difícil poner puertas al campo. No parecemos estar dispuestos a renunciar a una nueva manera de viajar y de vivir, por lo que se hace necesario regular estas actividades en pos de evitar problemas de seguridad, así como que se erijan en abanderadas de economía sumergida.

Tras el artículo publicado hace más de un mes en el que presentaba tres plataformas de turismo colaborativo muy asentadas ya en el mercado, no he podido dejar pasar la oportunidad de hacer un guiño a nuevos y prometedores proyectos, que están cogiendo un gran impulso en los últimos tiempos. Éstas son algunas de las plataformas que considero más interesantes:

Logo Wazypark1. Encontrar aparcamiento: Wazypark  

 Para todo problema existe una solución. Esto es lo que pensaron los fundadores de esta startup española, que este verano alcanzó los 100.000 usuarios. Todos hemos vivido situaciones angustiosas en las que no encontrábamos aparcamiento. Nervios, discusiones con la compañía y mucha impaciencia. Wazypark es una app que termina con eso.

Aprovechando las infinitas posibilidades que brinda la geolocalización, Wazypark avisa automáticamente cada vez que uno de sus usuarios abandona una plaza de aparcamiento. Tras incorporar el sistema bluetooth desde el mes de julio, no hay lugar para los despistes de los usuarios, que antes tenían que pulsar un botón confirmando que habían dejado una plaza libre.

Imagen de Wazypark

Por lo tanto, se puede jugar el rol tanto de buscador de aparcamiento, como de aquél que deja una plaza libre. ¿Cuáles son los beneficios cuando se desempeña este segundo papel? Dinero. Sí, están leyendo bien. Wazypark otorga puntos a todos aquellos que comunican que acaban de “desaparcar” (término acuñado por esta plataforma), y dichos puntos son canjeables por dinero en una serie de servicios concretos. Wazypark no ha tenido reparos en buscar partners que dieron un valor añadido a su plataforma, por lo que el dinero recaudado por los usuarios con su actividad, puede ser canjeable en gasolineras, talleres, ITV, prueba de vehículos exclusivos, y otros muchos servicios. Todo un caramelito para los amantes de la automoción.

Está funcionando muy bien en Madrid y Barcelona, pero también está presente en Valencia y Cádiz. Es muy útil para cualquier turista que se desplaza a una ciudad desconocida, ya que además de ejercer un papel de orientación geográfica y restar tiempo buscando aparcamiento, incluye la posibilidad de recibir notificaciones si ocurre algo fuera de lo habitual en el entorno inmediato al coche, lo cual es un valor añadido en cuanto a seguridad.

Logo Nightswapping2. Trueque de noches: Nightswapping 

Lo colaborativo llevado a su máximo exponente. Para poder beneficiarte del concepto propuesto por Nightswapping, has de haber demostrado tu generosidad, ofreciendo tu casa para aquellos interesados en visitar el territorio en el que vives. Se erige en una gran oportunidad para aquellas personas que quieran ahorrarse dinero y conocer gente viajando. En caso de no tener disponibilidad para alojar a alguien en tu casa, se puede acceder a tarifas muy bajas, entre 7 y 49 euros, para alojarse con usuarios registrados en la plataforma y que sí pueden hospedar a gente. Así pues, se ofrecen diferentes modelos de alojamiento:

-Hospedarse en casa de un usuario estando éste en ella: es la que cuenta con unas implicaciones sociales más notables.

-Reciprocidad: contactar con un usuario interesado en visitar mi ciudad, y hospedarse en su casa mientras él lo hace en la tuya.

-Alojamiento completo: hospedarse en casa de un usuario sin que éste se encuentre en la misma.

Nightswapping

Mientras AirBnb tiene en el dinero su principal motor de existencia, y por otro lado su gran fuente de problemas legales, Nightswapping pone en contacto personas  interesadas tanto en acoger como en ser acogidas, siendo su principal motivación el viajar a otros lugares, y no enriquecerse al ofrecer su casa como alojamiento.

Una vez que se ha alojado gente en tu hogar y, por tanto, se cuenta con la posibilidad de alojarse en casas de usuarios de otras partes del mundo, han de abonarse 9,90 €, independientemente del número de noches y viajeros que se hospeden.  Las implicaciones sociales que ostenta, en lo concerniente a la práctica y/o aprendizaje de idiomas, la posibilidad de conocer gente con intereses similares en diversas zonas del mundo, y por supuesto, el hecho de ahorrar dinero, se erigen en las puntas de lanza de esta plataforma.

Todos los usuarios han de facilitar información, fotografías, y tener confirmados una serie de datos. Esto busca generar confianza y evitar todo problema de seguridad que pudiera producirse. Surgió en Francia en 2012, y su crecimiento está siendo meteórico, estando presente en más de 160 países y contar con más de 30.000 alojamientos disponibles para los usuarios. Una prueba irrefutable de la potencia que está adquiriendo lo colaborativo en el sector turístico.

Logo de beetripper3. Descubre experiencias turísticas: Beetripper

Todo se resume en experiencias, pero es ahí donde las plataformas están menos desarrolladas. A las ya conocidas Getyourguide, Trip4Real o una Vayable en horas bajas, se ha de sumar Beetripper, idea de una startup con sede en Sevilla, cuyo objetivo es ofrecer a los viajeros, rutas fuera de lo habitual y con un valor añadido, en las principales ciudades españolas y latinoamericanas, aunque ya han incorporado alguna urbe centroeuropea, como Munich.

Con una web muy intuitiva y de atractivo diseño, Beetripper trabaja con proveedores y clientes. Los proveedores son personas que desean mostrar su ciudad, transmitiendo sus conocimientos y pasión por ella, y haciendo vivir al visitante una experiencia original y auténtica. Cuelgan las experiencias que propongan y la ciudad en que lo hagan, y ellos mismos fijan un precio.

//platform.twitter.com/widgets.js

El usuario que va a emprender un viaje, puede consultar esta plataforma en busca de las actividades que más le llamen la atención. Beetripper es un soporte, un intermediario que permite otorgar de gran visibilidad a los proveedores, y da una gran información y facilidad de compra, al cliente.

Todas las rutas tienen establecido un tiempo de duración y un precio, del cual un porcentaje se queda en manos de Beetripper. Supone una oportunidad para el proveedor de obtener un sobresueldo enseñando su entorno, y en lo que concierne al cliente, de conocer gente y contactar con locales que ofrezcan un servicio personalizado. Las ciudades de destino pueden percibir estas actividades con ciertas reticencias, canalizándose el turismo por medios extraoficiales, y erigiéndose en una clara competencia con guías turísticos acreditados y oficiales.

Puede gustar o no, puede haber reticencias sobre seguridad o cuestiones fiscales, pero si algo es innegable es que la sociedad está demandando cada vez más, este tipo de servicios. La posibilidad e incluso la necesidad de estar conectados continuamente, y el ansia por diferenciarnos de los demás y hacer cosas renovadoras, nos llevan a utilizar cada vez con más frecuencia este tipo de servicios, saliéndonos de los canales habituales de alojamiento, transporte y actividades.

¿Y tú, qué opinas? ¿Has utilizado algunas de estas plataformas? ¿Estarías dispuesto a hacerlo? Son solo algunas de las que he considerado más interesantes y renovadoras, pero hay muchas más. ¿Recomendarías alguna en concreto?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Turismo colaborativo: 3 plataformas imprescindibles

  1. Pingback: Turismo colaborativo: 3 plataformas imprescindibles | El blog de Eva Olaso

  2. Pingback: Las 10 características del turista del siglo XXI | El blog de Diego Jiménez Rubio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s