Las 10 características del turista del siglo XXI

Características del turista del siglo XXI

El mundo está cambiando, y eso se deja notar en muchos sectores. Uno de los más representativos de estos cambios es el turismo. El desarrollo de nuevas tecnologías que permiten un poder de acción cada vez mayor a las personas desde sus dispositivos móviles, el afán por descubrir la esencia de los lugares que se visitan o la búsqueda constante de experiencias vitales en los viajes que den un valor añadido a éstos, son sólo algunas de las tendencias palpables desde hace años.

Atrás queda la concepción del turismo como una mera actividad contemplativa, y del territorio como soporte de dicha actividad. En el turismo del siglo XXI juegan un papel preponderante factores que hace décadas no se contemplaban. El auge del turismo colaborativo se está dejando notar de manera cada vez más intensa, cambiando los hábitos de las personas al viajar y elevando la actividad turística a la consideración de una forma de vida.

Hoy me propongo presentaros un proyecto en ciernes que ha sabido detectar la demanda mundial de experiencias turísticas auténticas y originales: Linkalokal. A pesar de no estar aún en el mercado, se antoja una oportunidad manifiesta para todos los que asumimos que el turismo es una fuente de cultura, diversión, conocimiento, y en definitiva, una manera de vivir. La posibilidad de descubrir distintas partes del mundo a través de actividades diseñadas por locales, nos permite involucrarnos en primera persona en los territorios visitados, y no ser un mero agente externo que mira sin ver, oye sin escuchar y recorre sin sentir.

Logo Linkalokal

Linkalokal surge para dar respuesta a una creciente demanda de autenticidad e innovación en las actividades turísticas. Si te sientes identificado con algunas de las características del turista del siglo XXI, puedes dar por hecho que Linkalokal será un proyecto hecho a tu medida (si quieres saber más, haz click aquí). Estos son algunos de los factores que han propiciado el surgimiento de este ilusionante proyecto:

1. Turista del siglo XXI: investiga y compara

Turista del siglo XXI. Investiga y compara

Internet ha situado una cantidad infinita de información a golpe de click, y eso lo aprovechan los turistas más contemporáneos. La toma de decisión del destino que se visitará se erige en un momento cumbre del año. Todos añoramos tener unos días de vacaciones para viajar pero, ¿dónde ir?

Las motivaciones que impulsan a una persona a emprender un viaje, son mucho más numerosas y complejas en la actualidad que hace años. Se busca la exclusividad, una oferta de ocio completa que nos permita aplicar la voracidad de descubrir cosas de las que hacemos gala. Una vez se tienen claras los principales objetivos al emprender un viaje, la capacidad para comparar ofertas de desplazamiento, alojamiento y experiencias, hace que el viaje comience ya mientras se está frente a la pantalla del ordenador.

Atrás va quedando la imagen de ese turista desorientado, que cuando llega al territorio donde desarrollará su viaje parece aterrizado de otro planeta, y que poco o nada sabe sobre el contexto social, económico y cultural del mismo. En el siglo XXI se viaja para aprender, pero también para ver de primera mano y ahondar en aquello que nos suscita curiosidad e interés.

2. Turista del siglo XXI: todo momento es bueno para viajar

Todo momento es bueno para viajar

Atrás quedó la concentración de todas las vacaciones durante el mes de agosto, y el total inmovilismo el resto del año. El turismo se ha convertido en una actividad necesaria, y no se está dispuesto a renunciar a ella durante 11 meses al año. La mejora en infraestructuras de comunicación y el creciente interés por el medio natural y rural, han dado lugar a numerosos desplazamientos cada fin de semana.

El turista del siglo XXI no es solo ese que parte al extranjero deseoso de aprender un idioma y una cultura diferentes y conocer gente de otros países, sino también ésos que huyen del consumismo imperante en las grandes ciudades, y se desplazan a entornos naturales en busca de un turismo activo que otorgue experiencias únicas.

Se hacen más viajes y de más corta duración. Ésto no es más que el fiel reflejo de la frenética actividad que demostramos en nuestros viajes, y que nos hace consumir gran cantidad de servicios y experiencias en pocos días. Las ganas de conocer cada vez más lugares nos llevan a acortar nuestros viajes pero incrementarlos en número. Todo sea por no pasar más de unos meses sin hacer algún viaje, por corto que sea.

3. Turista del siglo XXI: hiperconectado

Turista del siglo XXI hiperconectado

La sensación de no formar parte del mundo, nos invade cuando estamos mucho tiempos desconectados. Está tan asentado en la sociedad el uso de dispositivos móviles en cualquier circunstancia, que parece imposible pasar un día sin conectarnos.

El ansia de conocimiento del que se hace gala al emprender un viaje, también es palpable mientras se está tomando parte del mismo. En ocasiones se suele decir que viajamos para lograr cierta desconexión. ¿Alguien sigue creyéndoselo? Somos animales tecnológicos por naturaleza, y ya sea en la sabana sudafricana o en la patagonia chilena, necesitamos informarnos e informar.

Internet es una pieza clave antes, durante y después de nuestros viajes, y cuando estamos viviendo una experiencia única en un entorno incomparable, deseamos retenerlo en nuestra mente para siempre…pero también en nuestro móvil.

4. Turista del siglo XXI: en busca de la autorrealización

Turista del siglo XXI. Autorrealización

Queremos vivir experiencias únicas, y sobre todo, queremos mostrárselas a los demás. Facebook es ya un elemento más de nuestros viajes, erigiéndose en el álbum de fotos que rellenamos con ilusión y que nos sirve para revivirlos.

Pero lo que realmente estamos buscando no es más que el mostrar a todos nuestros amigos lo felices que somos, lo bien que lo hemos pasado en nuestras vacaciones y las muchas cosas que hacemos. Cada “me gusta” es un influjo de autoconfianza que nos hace henchirnos de orgullo y esperar con ansia el próximo viaje.

Queremos diferenciarnos, hacer cosas originales que susciten la atención, admiración e incluso envidia, de nuestros allegados, pero también sentirnos bien con nosotros mismos. Un viaje puede modular mucho la forma de ser de las personas, pero para ello ha de ser un conglomerado de experiencias inolvidables, que nos hagan divertirnos, pero también reflexionar y aprender.

5. Turista del siglo XXI: acompañados pero independientes

Turistas del siglo XXI. Entre amigos

No son pocos los que, cada vez con más frecuencia, se lanzan a recorrer el mundo con la única compañía de su mochila. A pesar de ello. siguen predominando los viajes en pareja o en grupos de amigos, siendo éstos últimos muy habituales entre los jóvenes más ávidos de aventura y experiencias.

En todo caso, se asume que hay muchos otros objetivos en un viaje además del de divertirse, y el carácter independiente de los jóvenes de hoy en día, hace habitual el hecho de que cada uno tengas sus preferencias en lo que a sitios por visitar y actividades por realizar se refiere. En muchos casos se llega a consensos, pero no es nada extraño que cada uno tome su camino durante una etapa del viaje, y que luego vuelvan a reunirse poniendo en común sus experiencias durante ese intervalo de tiempo.

6. Turistas del siglo XXI: los hijos no son un obstáculo

Turistas del siglo XXI. En familia

¿Puede haber algo más gratificante que transmitir tu pasión por viajar, a tus hijos? Esto es lo que deben pensar la gran cantidad de padres que no tienen reparos en continuar viajando notablemente con sus retoños. Hay una gran cantidad de información disponible en la web para turismo familiar, en forma de blogs que tratan estos temas.

Los viajes forman parte del proceso educativo de una persona, y como tal son tratados por muchos padres que buscan despertar la conciencia cultural y ambiental de sus hijos, con viajes variados y en los que los pequeños de la casa descubran experiencias auténticas desde pequeños.

7. Turista del siglo XXI: el auge de lo colaborativo

Turismo colaborativo. Turista del siglo XXI

Compartir es vivir, y éste popular dicho parece habérselo tomado muy a pecho el sector turístico. Abundan las plataformas que permiten abaratar costes, conocer gente de muy diversos perfiles, y vivir experiencias únicas. Las hay en transporte, alojamiento, gastronomía y, en menor medida, en experiencias.

Es ahí donde se sitúa Linkalokal, buscando ofrecer la posibilidad a cualquier usuario de acceder a numerosas actividades diseñadas por locales, con el valor añadido que supone descubrir un territorio de la mano de alguien que lo conoce, ostenta un sentimiento de pertenencia hacia él y cuenta con un bagaje de conocimientos y vivencias muy notable.

Linkalokal es un proyecto internacional, que no se limita a ofrecer actividades clásicas en destinos turísticos ya consolidados, sino que brindará la posibilidad al usuario de disfrutar de experiencias aumentadas en los cinco continentes. La vertiente socio-cultural y de desarrollo local que ostenta el proyecto es muy notable, dando una vuelta de tuerca a la oferta actual de plataformas aglutinadoras de experiencias turísticas.

8. Turista del siglo XXI: búsqueda de experiencias únicas

Experiencias turísticas.

He aquí lo que distingue a los turistas de los viajeros, como muy habitualmente se señala en los últimos años. Todo lo analizado anteriormente detona en este punto, siendo éste el principal rasgo del turista del siglo XXI. La búsqueda incesante de lo intangible, de esa sensación que nos haga sentir que el viaje emprendido ha sido algo más que un viaje de ocio, se erige en la punta de lanza de nuestros días.

En un mundo tan globalizado y en el que el turista juega un rol puramente económico en muchos casos, el hecho de vivir experiencias que nos hagan sentir uno más en el territorio y la comunidad que se visita, no es sencillo y se erige en el gran objetivo.

Esa es la razón de ser de Linkalokal, y es por ello por lo que este proyecto ilusiona tanto. Experiencias empapadas de autenticidad, con locales cuyo objetivo no es otro que el de transmitir las bondades de su entorno, y que habrán de tener muy en cuenta que el turista no es solo una fuente de ingresos, sino un compañero más en una aventura. Este tipo de experiencias no están reñidas con la localización geográficas, y es por ello por lo que Linkalokal ofrecerá sus servicios en lugares tan dispares como Sudáfrica, España, Argentina o Estados Unidos. Porque viajar no ha de entender de fronteras.

9. Turista del siglo XXI: afán por la aventura

Turista del siglo XXI. Turismo de aventura

La sensación de cierto riesgo forma parte de la vivencia de una experiencia única. El hecho de salir de nuestra zona de confort y hacer actividades que tengan cierto componente de aventura, es una de las características que mejor definen al turista del siglo XXI. Atrás quedaron los día tumbados en una hamaca bebiendo gin tonics, o los amigables paseos por las ciudades.

El creciente interés por el medio natural y la variedad de actividades turísticas de aventura que se pueden realizar en él, ha dado lugar a un palpable crecimiento de actividades tales como rafting, escalada o parapente. Se buscan emociones fuertes que suban la adrenalina y den lugar a sensaciones difícilmente experimentables en el día a día.

10. Turista del siglo XXI: pasión por lo inexplorado

Turista siglo XXI. Paisajes inexplorados

Donde haya menos gente mejor. Esa es la máxima de un turista que busca la autenticidad y la originalidad en sus viajes. Sentirse explorador y hallarse en mitad de la naturaleza son valores muy demandados por un sector de población en crecimiento, sobre todo en los países occidentales. Se busca romper radicalmente con una rutina asfixiante en medios urbanos, y la receta no es otra que lugares inhóspitos y donde el medio natural haya sido poco modificado por el ser humano.

África y América Latina se erigen en claros nichos de mercado para esta actitud, y Linkalokal estará presente en ambas, brindando experiencias en medios de gran valor natural y paisajístico.

 

Linkalokal surge para dar respuesta a la incipiente demanda de turistas que cumplen con estas características. ¿Te has sentido identificado con estas 10 características? ¿Te puedes considerar como un turista del siglo XXI? ¿Echas en falta algún otro factor a considerar? Si es así no dudes en señalarlo y, tras considerarlo, lo añadiremos a la lista. Y recuerda; nunca dejes de viajar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Las 10 características del turista del siglo XXI

  1. Pingback: Los 4 destinos turísticos europeos ideales para huir de las masas | El blog de Diego Jiménez Rubio

  2. Alberto Ortega Moreno dijo:

    Felicidades por tu blog, Diego!!

    Me gusta

  3. Pingback: Las 5 experiencias turísticas con más potencial | El blog de Diego Jiménez Rubio

  4. dalucamadrid dijo:

    Jo! Mis días de viajar están un poco lejanos por culpa de esta vida tan liada. Pero totalmente de acuerdo con el punto 6, así aprenden desde pequeños y se apasionan. Gracias Diego. Espero retomar pronto y empezar a explorar de nuevo, gracias a tu blog. Un saludo

    Me gusta

  5. bruno2007 dijo:

    Jo! que ganas de ser más “turista”, que este ritmo de vida mis días de viajes están un poco olvidados. Pero con tu blog los retomare pronto. Desde luego súper de acuerdo con el punto 6, así aprenden desde pronto. Gracias Diego!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s